viernes, 26 de febrero de 2016

La leche de vaca ¿buena o mala para el ser humano?

En 2012 experimenté dejando de tomar leche y escribí esta entrada en uno de mis blogs sobre la experiencia y aportando información sobre si el ser humano debe tomar leche o no, ahora me parece interesante añadir esta entrada a este blog, para su sección de Vida sana.



22 de Julio de 2012

Ya os he comentado a algunos que estoy experimentando durante una semana sin tomar productos lácteos, por tres razones, uno: mi hermana es intolerante a la lactosa diagnosticada, dos: en un curso que estoy haciendo hay material extra sobre lo perjudicial que es la leche para la salud y sobre la intolerancia a la lactosa, y tres: tengo los mismo síntomas que tenía mi hermana, así que os voy a resumir un poco lo que he aprendido sobre este tema:


El ser humano está preparado para tomar leche durante sus primeros años de vida, el destete debería ser sobre los 3 años, y sobre los 4 años, empezamos a dejar de tolerar adecuadamente la leche, ¿por qué? pues porque ya en esa etapa de la vida debemos empezar a alimentarnos de otros tipos de comidas, en la naturaleza esas comidas serían frutas, verduras y semillas. Y para eso está preparado por naturaleza nuestro organismo. Y por eso, sobre los 4 años empezamos a tener deficiencias de lactasa, la enzima que permite digerir el azúcar de la leche. Lo que puede ocasionar diarreas, gases y malestar al consumir leche. Según algunos cálculos, un 70% de la población mundial no tolera la lactosa (1).

El ser humano es el único mamífero que sigue tomando leche pasado el periodo de lactancia, la toma durante toda su vida, hasta que muere, y esto no es natural. Y encima, la leche que toma es la de otra especie que contiene mucha más grasa y proteínas de las que contiene la leche humana, por lo que la de vaca no es adecuada para los humanos:
La leche de vaca es apta para las necesidades nutricionales de los terneros que duplican su peso en 47 días (los humanos en 180 días), desarrollan cuatro estómagos, y llegan a pesar entre 550 y 600 kilogramos en dos años. La leche de vaca contiene aproximadamente tres veces más proteínas que la leche humana y casi 50% más de grasa.

Una de las excusas para tomar leche es nuestra necesidad de calcio, pero si no se toman los fosfolípidos, minerales y las vitaminas encargadas de transportarlo y fijarlo, no sirve de nada tomar calcio. Y si se toma bien, tampoco es adecuado tanto calcio para el organismo.

No solo es perjudicial la leche en sí, sino todos los alimentos elaborados a base de leche, en especial el queso fresco, que es el que contiene más cantidad de estreptococos, estos dan sabor al queso, pero que por su elevado número también producen infecciones de amígdalas y fiebre reumática. También contiene estafilococos relacionados con la sinusitis, halitosis, diarreas, neumonías y meningitis.

También produce arteriosclerosis, placas de colesterol adheridas a las arterias, por su alto contenido en colesterol. Tras varios años de consumo de leche (más triglicéridos oxidados y grasas trans), las arterias terminan obstruyéndose.
Otro problema, si se ha absorbido el calcio adecuadamente, es el de la calcicosis, o calcificación de las arterias. Y con todo esto los consumidores de lácteos tienen mas probabilidades de sufrir infartos, trombosis y hemorragias cerebrales.

Siguiendo con las enfermedades que provoca la leche, parece ser una de las principales responsables de las alergias cutáneas y las de los bronquios. Según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos, la leche es la causa principal de alergias en niños, causando síntomas como exceso de mucosidad nasal, problemas en los oídos, fatiga muscular y dolores de cabeza. Es un inductor del asma, por ello se ruega a los asmáticos que al menos prueben a dejar de tomarla para ver sus beneficios. Un 70% de niños llega a padecer erupciones cutáneas causadas por la leche.

Pero una de las cosas más curiosas, es que el consumo de leche está relacionado con el padecimiento de osteoporosis, toda la vida tomando leche para intentar combatirla o prevenirla, y resulta que las sociedades que no toman leche de vaca, como por ejemplo los asiáticos, tienen un índice bajísimo de osteoporosis.

Para que os hagáis una idea os dejo algunas equivalencias que me dejaron de piedra:

3 vasos de leche al día contienen tanto colesterol como 21 tajadas de tocino.
1 helado de 200 gramos tiene tanto colesterol como 24 tajadas de tocino.

Y ya para terminar podemos decir algo por las pobres vacas que viviendo en el campo y pastando felizmente pueden llegar a vivir unos 25 años, mientras que hacinadas en las fabricas de leche, llegan a los 4 o 5 años de vida, debido a que las ordeñan varias veces al día, las inseminan constantemente, por lo que siempre están embarazadas, y debido a la cantidad de productos químicos que les dan, como antibióticos para frenar las infecciones, hormonas en algunos países para que den el doble de leche. Padecen enfermedades como la mastitis, una infección de las mamas producida por las maquinas de ordeñar que duele muchísimo. Además dicen que cuando estas máquinas no funcionan bien pueden dar descargas eléctricas a las vacas.

Así que bueno, yo os he dejado aquí lo que he aprendido, ahora vosotros decidís, yo por lo pronto estoy probando a ver que pasa si no consumo lácteos.

Editado: el resultado de la semana sin lactosa: a las 24 horas se me quitaron todos los síntomas, tenía la barriga como una tabla, no había gases, ni ruidos raros en mis intestinos, ni las temidas diarreas, ni el dolor abdominal, a la semana siguiente me dieron un vaso de leche y había tanta gente delante que me pareció maleducado decir que no, a las dos horas de tomar el vaso de leche los síntomas volvieron, pero de una manera horrible, exagerada, y tan dolorosa. Fui al médico con toda esta información y me dijo que soy intolerante a la lactosa, y que debía tomar leche de cabra, que no me haría daño. Pero no he conseguido que me haga pruebas, ni que me envíe al especialista, solo tengo su palabra.



(1) Dana Wood, W, Nov. 1996, página 114.


Puede que también le interese:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...