miércoles, 9 de marzo de 2016

¿Qué son las grasas trans? Grasas parcialmente hidrogenadas, un veneno muy sabroso

Este es un tema imprescindible del que hay que hablar cuando nos planteamos llevar una vida más sana, si queremos adelgazar, incluso cuando nos preguntamos "¿qué estamos comiendo realmente?". Y es que gran parte de la comida procesada, sobre todo los dulces, contienen grasas trans, un tipo de grasas que hacen muy sabroso el alimento, pero que no nos hacen ningún bien.



Para empezar, una vez más quiero deciros que no soy profesional, pero que sé sobre esto por varios cursos donde he dado nutrición, así que mi intención es poder aportar un poco de luz al respecto de este tema.


¿Qué son las grasas trans?

Son un tipo de grasa que se forma a partir de aceites líquidos a los que se añade hidrógenos para convertirlos en sólidos (hidrogenación), por ello también se llaman "grasas parcialmente hidrogenadas". En inglés se conocen como "Trans Fatty Acids" (TFA) o "Trans fats"


¿Para qué sirven?

Aumentan el tiempo que dura un alimento sin ponerse en mal estado. 

Ayudan a que el alimento tenga mejor textura y consistencia.

Hacen el alimento más sabroso, le dan muchísimo sabor.

Abaratan el producto, ya que se hacen con aceites mucho más económicos, como el de palma.


¿Qué alimentos contienen grasas trans?

En general alimentos procesados: patatas fritas; bollería industrial de todo tipo (galletas, donuts, magdalenas, barritas de muesli, pastelitos, etc); margarinas; cremas para el café; glaseados o fondant procesada o lista para usar; snacks salados (ganchitos, palomitas de microondas, nachos, etc); comida procesada, comida rápida y precocinados (pizzas, nuggets, san jacobos, croquetas, churros congelados, hamburguesas, patatas fritas, pollo frito, salsas y sopas hechas industrialmente); helados. 

Hay que recordar que algunos alimentos nombrados, cuando son hechos de manera casera, a partir de ingredientes que nosotros mismos compramos, tanto en casa como en restaurantes, no contienen grasas trans, por ejemplo: patatas fritas, croquetas, pizzas, repostería casera, salsas naturales, etc. 

También hay que recordar que ya hay alimentos y snacks que han eliminado no solo las grasas trans sino muchos otros ingredientes perjudiciales. Solo tienes que mirar los ingredientes, por ejemplo, un snack que contenga solo patata, aceite de girasol y sal, o maíz, aceite de girasol y sal, será infinitamente más sano que otro que contenga muchísimos ingredientes insanos. También tenemos por ejemplo la margarina hecha a partir de aceite de oliva.


¿Por qué debemos eliminar las grasas trans de nuestra alimentación?

Independientemente de sí tu objetivo es estar más sano, adelgazar o llevar una alimentación adecuada, una de tus prioridades debería ser eliminar las grasas trans de tu alimentación, y eso se consigue eliminando los productos procesados. Veamos los efectos insanos que producen en nuestra salud:

Aumentan el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos.

Hacen disminuir el colesterol bueno (HDL)

Producen obesidad.

Son calorías vacías, es decir, engordan pero no alimentan. 

Aumentan el riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. 

Se asocian con un mayor riesgo de padecer cáncer.

Aumentan el riesgo de padecer diabetes.



¿Pero solo deberíamos eliminar las grasas trans para estar más sanos?

Pues no, deberíamos eliminar también el azúcar refinado, es decir, todo lo que lleve azúcar en su composición, también deberíamos eliminar las grasas, además, con la eliminación de los alimentos procesados, sustituyéndolos por alimentos elaborados en casa, eliminaremos también colorantes, conservantes y mil cosas que añaden a los alimentos y que no nos benefician. Si además eliminas el tabaco, la cafeína y el alcohol, tu salud se incrementará notablemente. 
Es un texto original de IsaLot, todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...