jueves, 7 de abril de 2016

Experimentando una revolución creativa

Estos últimos meses (desde agosto de 2015 hasta marzo de 2016) os he hablado mucho sobre que estaba estresada, con ansiedad, he tenido problemas de salud, y es que ha habido grandes cambios en mi vida y han pasado tantísimas cosas. Y todos vosotros insistíais en que tenía que aprender a relajarme, a delegar y a hacer cosas que me tranquilizaran, en vez de concentrarme en trabajar, trabajar y trabajar, ya fuera en el trabajo que tenía y dejé, o en trabajar en blogs y canales y concentrarme durante horas en proyectos. Y en este proceso de aprender a delegar y a relajarme, estoy experimentando una especie de revolución creativa que me está impresionando hasta a mí.


Quiero dejar claro, porque alguna gente no suele entender lo que digo, que yo soy bastante hiperactiva y tengo la necesidad de tener siempre proyectos, mi cabeza funciona así, por lo tanto puedo pasar horas haciendo algo, aunque nadie debería pasar tantas horas seguidas con lo mismo, pero si no hago cosas productivas o proyectos personales, me siento completamente infeliz, por tanto, para mí no es una terapia sentarme en un banco a comer pipas, ni dormir la siesta todas las tardes, ni pasar toda la tarde viendo la tele, etc... eso no me sirve, no me va a ayudar perder el tiempo.

Desde luego, yo siempre he sido creativa, desde que nací, y he nacido en una familia creativa, todos, mis padres, mis hermanas, hasta mi sobrina que es pequeñita, sabemos hacer toda clase de cosas creativas. He pasado gran parte de mi vida dibujando, pintando, haciendo manualidades, construyendo cosas, y en definitiva creando. Además estudié en la escuela de arte. Pero el ritmo de vida, y este mundo en que vivimos me hizo apartarme muchísimo de estas cosas.

Y en mi búsqueda de cosas diferentes para mi otro blog Océanos de Páginas, y en mi búsqueda por hacer cosas que me relajaran, sin darme cuenta me he ido acercando de nuevo a todo lo artístico. Y lo curioso es que cuando yo iba a la escuela de arte utilizábamos unos materiales muy distintos a los que hay ahora y estoy descubriendo tantísimas cosas alucinantes,  ahora que se lleva tanto el "mixed media", los "art journals", el "zentangle" y otras técnicas que seguro que descubriré pronto (sin contar los libros de colorear para adultos [arte antiestres], hay materiales que no existían, como los gelatos y otros tipos de ceras acuarelables (¡¡¡CERAS ACUARELABLES!!!), las temperas sólidas (que son para niños, pero dioses, por favor, que las fabriquen para adultos porque son increíbles), rotuladores acrílicos, pistolas de calor, gesso (imprimación para que no se te arrugue la hoja si pintas con algo mojado), conté en lápiz, tintas distress... mil cosas alucinantes que quiero probar, absolutamente todas.


Ejemplo de Zentangle, imagen recogida de Google

Después he descubierto que algo que yo pintaba cuando estaba en la escuela de arte, simplemente porque me salía dentro, y a la gente le parecía muy curioso, hoy en día existe como técnica artística y se llama "Zentangle", ohhh, quiero volver a hacerlo, porque siempre me ha hecho sentir bien. Aunque os parezca raro, para mí hacer ese tipo de dibujos ha sido siempre un poco místico, incluso cuando la gente los veía es lo que me decían. (Aclarar que yo hacía los dibujos, no los coloreaba).




Por otro lado, también he descubierto algo que hoy en día está revolucionando el mundo y es que el tener una agenda y este tipo de métodos de organización pueden ser artísticos, y es maravilloso, te hace sentir tan bien. Y todo el mundo a mi alrededor, cuando lo ve comienza a hacerlo, igual que yo me inspiré muchísimo por ejemplo en vídeos de Wasel Wasel sobre bullet journal y traveler's notebook y os recomiendo que vayáis a su blog que es maravilloso, o también de Julieta Jareda con sus vídeos de midoris (traveler's notebook), sobre Zentangle podéis ver a Dani Hoyos. Hay comunidades grandísimas de personas que están haciendo todo esto y están mejorando sus vidas y es precioso. Y hay cuentas de Instagram, por ejemplo de Bullet Journal que dan ganas de estar todo el día dedicándote a eso. 



¿Pueden el arte y la organización curar? yo creo que sí,  me estoy dando cuenta.

Conforme vaya haciendo cosillas os enseñaré más, sobre todo, antes de subir nada al blog siempre pongo alguna fotillo en mi Instagram, ya lo sabéis. Además, ya sabéis que yo le doy mi toque personal, y lo adapto completamente a mí. 

3 comentarios:

Laura dijo...

Claro que el arte y las plantas curan !yo en una epoca de mi vida estuve con panico y sali de la mabo de las plantas y del arte !es un cable a tierra !
Hace poco descubri el canal de dani hoyos y es genial ! Te mando un beso y a seguir creando !

Océanos de Páginas dijo...

Siii, la jardineria también, llevo años con eso y ademas te llena de ilusión.

Judith dijo...

Hola!!
Me alegra mucho que estés saliendo adelante, sin agobiarte, haciendo lo que te gusta sin que te presionen. Sigue así que la salud es lo primero y te vas a mejorar!!
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...